bannerlipoescultura

  • Procedimiento

    La lipodistrofia es una acumulación de grasa en un lugar determinado del cuerpo que desarmoniza la figura. Se trata de una alteración bastante habitual producida por causas hereditarias u hormonales y acentuadas por la mala alimentación y el sedentarismo. Estas localizaciones, que pueden variar en función del sexo, se dan con mayor frecuencia en el abdomen, en nalgas y caderas, muslos, rodillas e incluso bajo el mentón.

    Existen diversos procedimientos para eliminar ese exceso de grasa, desde tratamientos tópicos hasta infiltraciones de diferentes productos. El inconveniente de estas técnicas es que, en el mejor de los casos, vacían las células de grasa en la zona afectada pero no las eliminan totalmente, por lo que hay mejoría transitoria mientras se realiza el tratamiento, pero pueden volver a aparecer. Frente a ellas, la liposucción permite suprimir los depósitos de grasa de determinadas zonas del cuerpo que se resisten a desaparecer con la práctica regular de ejercicio y el seguimiento de una dieta equilibrada.

    Aunque son dos alteraciones que coexisten con frecuencia, no debemos confundir la lipodistrofia con la celulitis. La celulitis es un trastorno en la estructura de la grasa más superficial que se manifiesta por la típica piel de naranja, pero no depende de la cantidad de grasa acumulada. Es importante tener clara esta distinción ya que la liposucción combate la lipodistrofia, no la celulitis, aunque puede ayudar a mejorarla.

    Pueden someterse a una liposucción todas aquellas personas que, tienen depósitos de grasa en áreas localizadas y pretenden mejorar su apariencia física mediante su eliminación. La obtención de un buen resultado en el tratamiento de las lipodistrofias dependerá de una adecuada delimitación de las zonas a operar, la extracción del volumen necesario y uniforme de grasa, la calidad de la piel del paciente y un estricto seguimiento de las indicaciones postoperatorias.

  • Recomendaciones Preoperatorio

    Como en todas las intervenciones, el examen médico previo es imprescindible para detectar cualquier posible anomalía que pudiera contraindicar la operación.

    Durante la primera consulta, el especialista le asesorará sobre todas las opciones existentes para solucionar su problema, evaluará cuidadosamente su estado de salud y escuchará sus expectativas. Después determinará en qué lugares del cuerpo se acumula la grasa y calculará el volumen aproximado a extraer necesario para recuperar un contorno corporal adecuado, teniendo siempre en cuenta la calidad de la piel de la zona a intervenir.

  • Cirugía

    La liposucción es un procedimiento quirúrgico que consiste en la eliminación de la grasa sobrante en el área del cuerpo afectada mediante su aspiración con finas cánulas que se insertan a través de pequeñas incisiones en los depósitos grasos situados bajo la piel. Con la succión de la grasa sobrante, se consigue moldear la zona tratada con la consiguiente mejora de la figura y el contorno.

    Esta técnica debe su creciente popularidad a su efectividad. La grasa extraída no vuelve a aparecer porque las células grasas dejan de reproducirse al acabar la pubertad. Por lo tanto, la lipodistrofia no reaparecerá siempre y cuando el paciente mantenga su peso ideal alcanzado después del procedimiento.
    Al pasar del tiempo se han desarrollado diferentes técnicas de ayuda para mejorar los resultados de la liposucción, tales como el lasser, ultrasonido, vasser, etc. Que se usan o no, de acuerdo a las necesidades de cada paciente.

    La duración de la cirugía varía en función de la cantidad de grasa a extraer y del número de zonas a intervenir. Una vez finalizada la liposucción, el paciente deberá llevar una faja de compresión elástica durante un mes que le ayudará a reacomodar la piel sobre el nuevo volumen.
    La liposucción es el procedimiento que en mayor número se realiza por médicos, no cirujanos plásticos y por ese motivo se presentan tan alto número de complicaciones que vemos en la prensa. Cuando se haga un procedimiento de este tipo, asegúrese que su cirujano sea miembro de la Sociedad Colombiana De Cirugía Plástica. Con esto garantizará que su cirugía se la esta realizando un especialista que culmino sus estudios en la especialidad y que esta autorizado por las autoridades de salud para realizarla. Hacerlo con una persona diferente a un Cirujano Plástico calificado, pone en riesgo los resultados de la cirugía, su salud y su vida.

  • Anestesia

    Su cirujano plástico decidirá qué tipo de anestesia es más conveniente dependiendo la zona a intervenir y el volumen de grasa a extraer. Generalmente escogemos poner anestesia general, ya que el procedimiento con anestesia local, puede ser molesto para el paciente y en zonas extensas habría que poner concentraciones de anestésico muy altas, que podrían ser toxicas

Una vez terminada la liposucción, el paciente podrá volver a sus tareas habituales en un tiempo que dependerá de la operación que se ha realizado y del paciente (este periodo podrá variar entre uno y varios días). Durante las siguientes semanas, el paciente no deberá hacer esfuerzos y deberá proteger la zona lipoaspirada utilizando una faja especial y unas compresas elásticas que recomendará el cirujano. También es importante que se utilice ropa adecuada que permita más fácil la recuperación, por lo que se recomienda utilizar incluso, la ropa una talla más.

Como en toda cirugía, se requiere que se sigan al pie de la letra las recomendaciones del cirujano que realice el procedimiento.

Durante los primeros días, podrá atenuar el dolor o incomodidad con masajes. Los resultados podrán empezar a verse a partir de los dos meses, aunque el aspecto definitivo no se verá antes de los seis.

  • ¿Qué contraindicaciones pueden tener la lipoescultura?

    Si la zona a tratar presenta una gran flacidez en la piel se evaluará la posibilidad de realizar otro tipo de intervención tal como la abdominoplastia. En los casos de pacientes con sobrepeso exagerado, es mejor tratar su obesidad antes de realizar una lipoescultura.

  • ¿Qué riesgos están asociados a esta intervención?

    La lipoescultura está considerada una intervención quirúrgica segura y con un índice muy bajo de complicaciones siempre y cuando se realice por un cirujano plástico experimentado , en una institución especializada y por ultimo con la tecnología adecuada. No obstante, como cualquier intervención quirúrgica, existen ciertos riesgos genérales ade cualquier procedimiento quirúrgico tales como la infección, el sagrado o los hematomas.

    En cuanto a riesgos específicos, existen los siguientes: variación en la sensibilidad de la piel durante un cierto período de tiempo; persistencia de la inflamación, cambios de coloración e irregularidades en el contorno de la piel tras el periodo de recuperación habitual ,infección de las heridas o sangrado excesivo.

  • ¿La liposucción y lipoescultura elimina la celulitis?

    La celulitis puede mejorar, aunque no se elimina definitivamente. La liposucción y lipoescultura tratan el exceso de células grasas. Los cambios estructurales e inflamatorios presentes en el tejido graso en los casos de celulitis no tienen un tratamiento quirúrgico definido.

Abrir chat