blefaroplastia

  • Procedimiento

    La blefaroplastia es la cirugía que busca rejuvenecer los párpados mediante la remodelación de los tejidos perioculares. Se realiza fundamentalmente por razones estéticas, pero en algunos casos se realiza únicamente por motivos visuales (blefaroplastia funcional) ya que la caída de la piel de los párpados superiores puede ocasionar una reducción del campo visual.

  • Cirugía

    La blefaroplastia del párpado superior consiste en la eliminación del exceso de piel y en algunos casos de una parte del músculo orbicular subyacente. Algunos casos requieren también eliminar parte del paquete graso interno, pero siempre de forma conservadora. Para esta cirugía se realizan incisiones en los pliegues naturales del párpado, que evitan la visibilidad de las cicatrices. En la blefaroplastia inferior debemos distinguir entre el tratamiento de las bolsas y el tratamiento de la laxitud y arrugas de la piel

  • Recomendaciones Post-operatorio

    Las complicaciones de la blefaroplastia son raras cuando es realizada por un cirujano experto.

    Después de la operación será necesario evitar:

    1. Tensionar la piel de la zona o de los alrededores
    2. El uso de lentillas como mínimo 14 días
    3. Hacer deporte o ejercicio físico que implique el movimiento de la piel. Deportes y ejercicios acuáticos inclusive
    4. No tomar medicamentos que aumentan el sangrado, como aspirinas
  • Anestesia

    Su cirujano plástico decidirá qué tipo de anestesia es más conveniente. Generalmente escogemos poner anestesia general, ya que el procedimiento con anestesia local, puede ser molesto para el paciente y en zonas extensas habría que poner concentraciones de anestésico muy altas, que podrían ser tóxicas

La blefaroplastia se realiza habitualmente con anestesia local, y en muchos casos se usa además la sedación intravenosa para mayor confort del paciente. La anestesia general no es necesaria por la cirugía en sí, pero en algunas ocasiones se utiliza cuando al mismo tiempo se realizan otras cirugías más invasivas. La duración de la cirugía es muy variable, de entre 30 minutos y 2 horas generalmente. La recuperación tras la cirugía se caracteriza por la aparición de edema y equimosis (“morados”), que mejoran con la aplicación de frío durante la primera semana. Es un proceso habitualmente indoloro. La recuperación completa puede tardar entre 3 y 6 semanas, y las cicatrices mejoran durante 6 a 8 meses.
  • ¿Qué medicamentos deben evitarse antes y después de la operación?

    El cirujano dará instrucciones específicas para que no ingiera anticoagulantes –aspirina, vitamina E de algunos fármacos, etcétera– con suficiente antelación. En caso de que esté tomando otro tipo de medicación, su especialista la revisará y le dará instrucciones al respecto.

  • ¿Cambiará la forma de los ojos?

    Las bolsas de los ojos son uno de los signos de la edad que con más frecuencia se manifiestan y nos resultan más molestos y antiestéticos. La Blefaroplastia es la cirugía que lo corrige, por lo que es una de las operaciones más frecuentes y que obtienen mayor beneficio en el rejuvenecimiento del rostro.

  • ¿En qué casos está contraindicada esta intervención?

    Sólo excepcionalmente contraindicamos una blefaroplastia en un paciente con alguna patología ocular. Normalmente son los casos de ojo seco severo. En estos pacientes, cualquier intervención ocular o sobre los párpados puede acentuar su problema. La mayoría de pacientes con ojo seco tienen grados leves o moderados, que no son una contraindicación para una blefaroplastia pero sí pueden requerir una cirugía más conservadora.
    Los problemas de retina o glaucoma no son contraindicación ni se agravan con una blefaroplastia. Estar operado de cataratas o de láser para miopía o hipermetropía tampoco impiden que pueda realizarse el procedimiento.

  • ¿Es seguro repetir una blefaroplastia pasados los años?

    La intervención sobre los párpados superiores puede repetirse pasados varios años si es necesario. La intervención de los párpados inferiores se realiza con el objetivo de sacar la grasa de las bolsas que allí se forman y, en nuestra experiencia, esta grasa no vuelve a aparecer hasta pasado mucho tiempo.

    No ocurrirá nada malo por dormir de lado, aunque los primeros cuatro días -cuando todavía hay puntos de sutura-, es más aconsejable dormir boca arriba. Si resulta difícil, puede ayudar el hecho de recordar que el inconsciente se manipula con mayor facilidad de lo que usualmente suponemos. Si tras la intervención, siempre que se desee dormir se concentra varios minutos diciéndose a sí mismo que lo hará relajado y cómodo, absolutamente inmóvil y que el sueño será reparador, así ocurrirá. Otra opción es utilizar un cojín en forma de ?U?, los típicos para ayudar a personas que padecen dolores en la zona cervical, y encajarse entre otros cojines duros que no permitan movimiento.

  • Qué riesgos específicos presenta la blefaroplastia?

    La blefaroplastia, como todo procedimiento quirúrgico, no está exenta de ciertos riesgos inherentes por lo general prevenibles entre los cuales se destacan:

    • Hemorragias o infección. Se trata de riesgos poco frecuentes pero posibles en toda intervención.
    • Alteración de la cicatriz: aunque se espera una buena cicatrización después de una cirugía, pueden darse cicatrices anormales entre el párpado y los tejidos subcutáneos.
    • Asimetría: la región de la cara y el cuerpo humano es normalmente asimétrica. Una vez que se realice cirugía de blefaroplastia, puede haber una variación de un lado al otro.
    • Irritación ocular.
    • Ectoprión: el desplazamiento del párpado inferior en dirección opuesta del globo ocular es una complicación rara. Se podrá requerir más cirugía para corregir esta condición.
Abrir chat